14
Dic

La Gomera, reino del senderismo

Ha logrado llegar al siglo XXI ajena a la codicia del turismo de masas, por lo que su virginidad, sus milenarios enclaves naturales y su tranquilidad y sosiego son las cartas que presenta la isla de La Gomera a sus visitantes. Conscientes de que su encanto reside en sus tesoros ecológicos, los gomeros han apostado por el turismo rural frente a la oferta de sol y playa que brindan con notable éxito sus hermanas mayores, Gran Canaria y Tenerife, distante esta última isla sólo 30 kilómetros y conectada con ella, por ferry, en menos de una hora.

Por eso, desde muchos puntos de La Gomera, y si hay suerte con el tiempo, se divisan con mucha nitidez las siluetas de la costa de La Palma y Tenerife, así como el perfil del imponente y majestuoso Teide, hasta el punto de que los del lugar presumen con humor de que «el Teide es chicharrero, pero lo disfrutamos los gomeros».

Es, tras El Hierro, la más pequeña de las Islas Canarias y sus 24.000 habitantes se dispersan por un territorio que ostenta el título de Reserva Mundial de la Biosfera. La isla tiene su corazón ocupado por el Parque Nacional de Garajonay, que fue declarado en 1986 Patrimonio de la Humanidad con el fin de proteger sus magníficos bosques de laurisilva, siempre bañados por un característico mar de nubes.

Roque Cano-Vallehermoso.

Roques y barrancos. Al viajero le impresiona, tras atracar en el puerto de San Sebastián, la configuración vertical de su costa y, una vez que se adentra en su territorio, las escarpadas que suben y bajan, los estrechos barrancos, los roques impresionantes y los desniveles difíciles de salvar, una geografía que los gomeros se han visto obligados a moldear, durante siglos, con caminos de herradura para ir al campo, transitar de pueblo en pueblo, pastorear el ganado o, simplemente, comprar viandas o visitar al médico.

En la actualidad, la red de carreteras es amplia y cómoda –eso sí, con abundantes curvas y túneles porque la orografía manda–, pero aquellos caminos trazados para la subsistencia siguen hoy haciendo su función, aunque de una forma más amable y saludable, ya que el senderismo, con un tupido tejido de rutas, es una de las grandes ofertas de la isla, hasta el punto de que el Cabildo organiza cada final de año, en colaboración con los clubes de senderismo y la Federación Canaria de Montañismo, el festival La Gomera Hiking que invita a disfrutar de la belleza de estos parajes, entre profundos barrancos y bosques milenarios.

Ni tumbona ni sombrilla. Esta convocatoria, además, suele coincidir con el Encuentro Regional de Senderismo que recorre el impresionante Camino Natural Cumbres de La Gomera, el cual forma parte de uno de los mejores senderos europeos, y que parte de San Sebastián hasta llegar a Vallehermoso, a través del Parque Nacional de Garajonay. Y ya está en marcha la próxima edición de La Gomera Paradise Trail, prevista para el próximo mes de junio.

Todas las rutas están señalizadas. La isla se cruza en ocho horas de caminata, pero hay senderos y espacios naturales para todos los gustos, por lo que son muchos los turistas que, a pesar de elegir Tenerife como destino inicial de sus vacaciones, aparcan con gusto la tumbona y la sombrilla y se escapan a La Gomera una o dos jornadas en busca de calma y exotismo.

Estampa pintoresca de La Gomera.

Cultivo de la vid. Cuando el viajero observa los infinitos bancales de piedra ganados a la montaña, imagina lo difícil que debe resultar el cultivo de la vid –los vinos de La Gomera tienen buena reputación–, los cereales y los productos de la huerta. De hecho, aquí se entiende la importancia que, para sus habitantes, tuvo en un tiempo el famoso silbo de La Gomera, cuyo origen no es otro que el de sortear los problemas de comunicación en los bosques y salvar las grandes distancias entre valles. Un lenguaje cifrado que desgraciadametne se ha ido perdiendo, pero que ahora, tras ser reconocido Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, los niños estudian en la escuela.

En cualquier caso, la oferta de La Gomera no se reduce sólo al senderismo. Los paseos a caballo o en bicicleta de montaña y el golf son otras posibilidades, junto al avistamiento de delfines y ballenas, el submarinismo, el parapente, el surf y otros deportes náuticos, actividades al aire libre todas ellas que, además, y gracias a su privilegiado clima, se pueden realizar todo el año.

Puerto-playa Santiago.

Productos de la tierra. No hay grandes concentraciones de hoteles ni apartamentos en la isla. La localidad más turística es el tranquilo y relajado Valle Gran Rey, además de Playa Santiago, donde Ron Howard rodó In The heart of The Sea, una versión cinematográfica de Moby Dick. Sin embargo, aumenta la oferta de hoteles con encanto en los que se pueden degustar platos típicos como el potaje de berros y el guiso de cabra, además de la miel de palma y el delicioso almogrote, una pasta elaborada artesanalmente con queso, aceite, ajo, pimienta, sal y tomate.

No podemos olvidar, por supuesto, caminar también por los núcleos urbanos de esta paradisiaca isla donde Colón recaló en su primer viaje a América. Hablamos de San Sebastián y su histórica Torre del Conde, Hermigua y sus terrazas de plataneras, Agulo con sus pintorescas casonas de teja y calles empedradas o Vallehermoso, cuyos cultivos escarpados parecen más una auténtica obra de ingeniería.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Dónde dormir:

Parador Nacional. Cerro La Horca, San Sebastián. Teléfono 922 871 100 y www.paradores.es | 60 habitaciones. De arquitectura isleña, se halla en un entorno paradisíaco con inmejorables vistas sobre el océano, con las siluetas de Tenerife y el Teide al fondo. Su decoración marinera rinde homenaje a las naves colombinas que partieron de la isla hacia tierras americanas. Cuenta con restaurante, piscina y un jardín tropical exuberante.

Hotel Gran Rey. La Puntilla. Valle Gran Rey. Teléfono 922 805 859 y www.hotelgranrey.es. 99 habitaciones. Con espléndidas vistas sobre el Atlántico y el valle, está muy bien integrado en la naturaleza y tiene categoría de tres estre- llas. Todas sus habitaciones son muy confortables, tienen terraza y están equipadas con aire acondicionado y wifi.

Casa Los Herrera. Hermigua |Teléfono 922880701y www.casalosherrera.com. 8 habitaciones. Casona del siglo XIX cuidadosamente restaurada en el año 2010 que mantiene su estilo original y el encanto de su origen señorial.

Hotel Torre del Conde. San Sebastián. Teléfono 922 870 000. Un tres estrellas muy cómodo por su céntrica situación en la villa de San Sebastián de La Gomera.

 

Más información

TURISMO DE LA GOMERA | Tel. 922 141 512
CABILDO DE LA GOMERA | Tel. 922 870 281

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *